Blog ALVUM

Ya hemos visto que los conservantes alimentarios pueden afectar nuestra microbiota intestinal.

Como explicamos en el primer artículo de esta serie sobre los conservantes, por ley deben aparecer en las etiquetas de los productos. Acostúmbrate a leerlas, para saber así cuáles contienen los alimentos procesados que compres.

El ácido sórbico y los sorbatos

Estos conservantes se etiquetan como E-200, E-201, E-202 y E-203. Aparecen de forma natural en algunos vegetales, pero se fabrican como aditivos alimentarios por síntesis química. Resultan muy eficaces contra mohos y levaduras.

Los encontrarás en multitud de productos, como bebidas refrescantes, repostería, pastelería y galletas. También en derivados cárnicos, quesos, aceitunas en conserva, postres lácteos con frutas, mantequilla, margarina y mermeladas.

El ácido benzoico y los benzoatos

Los verás indicados como E-210, E-211, E-212 y E-213. El ácido benzoico se encuentra en algunos vegetales, como la canela o las ciruelas, pero el producto utilizado en la industria se obtiene por síntesis química.

Se trata de un conservante barato, útil contra levaduras, bacterias (menos) y mohos. Su toxicidad, relativamente baja, es mayor que la de otros conservantes. En España se utiliza en bebidas refrescantes, zumos, lácteos, repostería y galletas. También lo encontrarás en conservas vegetales como el tomate o el pimiento, mermeladas, crustáceos frescos o congelados, margarinas y salsas.

El uso de estos conservantes varía mucho entre países, lo que resulta muy curioso. Así, en Francia solo se autoriza su uso en derivados de pescado, mientras que en Italia y Portugal está prohibido su uso en refrescos.

Los ésteres del ácido para-hidroxi-benzoico y sus derivados sódicos

También denominados parabenos, se etiquetan como E-214, E-215, E-216, E-217, E-218 y E-219. Se trata de compuestos sintéticos especialmente útiles contra mohos y levaduras. Se utilizan en derivados cárnicos, conservas vegetales y productos grasos, repostería, y en salsas de mesa.

En el próximo artículo seguimos con la lista. ¡Ya verás que vale la pena estar informado/a!

Imagen de Allie Smith para Unsplash.