Blog ALVUM

Los antojos no son sólo cosa de embarazadas. Te contamos cómo evitarlos.

¡Ah, los antojos! Todos conocemos la importancia de tener una dieta sana y equilibrada, pero aún así comemos lo que no debemos. Lo cierto es que en nuestro día a día estamos expuestos a multitud de tentaciones alimenticias.

Alimentarnos de la forma más beneficiosa para tu cuerpo no tiene por qué ser una lucha diaria. En este artículo te damos unos cuantos consejos para ayudarte a controlar los antojos de alimentos que no te convienen. 

Hidrátate

Como explicamos al hablar de la importancia de beber agua, una hidratación correcta es esencial para nuestro bienestar. Además de ayudar a que las funciones de nuestro cuerpo se realicen de forma satisfactoria, el agua nos ayuda a evitar los antojos. 

A menudo pensamos que tenemos hambre, cuando en realidad lo que nos pasa es que tenemos sed. Si te entra un antojo de golpe, bébete primero un vaso de agua antes de comprarte ese donut. 

No pases hambre

Mantener estables los niveles de azúcar en sangre a lo largo del día te ayudará a controlar los antojos. Tiene sentido: si estás hambriento/a, tienes muchos más puntos de sucumbir a la tentación. Para evitar caer en ella, ten siempre a mano tentempiés sanos.

Acostúmbrate a guardar una manzana en tu lugar de trabajo o en el bolso, por si acaso. Lleva unos horarios de comidas estables y evita los atracones nocturnos. Finalmente, no vayas a comprar con el estómago vacío.

Distráete

Muchas veces los antojos los genera el aburrimiento. Si te entran unas ganas tremendas de hincharte a golosinas, cambia lo que estés haciendo. Sal a dar un paseo, llama a un amigo, escucha un audiolibro… Lo que sea para cambiar el foco de tu mente. 

Los psicólogos también afirman que muchos antojos están relacionados con nuestras rutinas. Si tu talón de Aquiles son los atracones delante de la tele, prueba a mirar tu serie preferida desde otro lugar, o incluso a comer con la mano izquierda si eres diestro. Te puede ayudar.

Refuerza tu salud mental

Cuando sientas un antojo irresistible, utiliza el mindfulness. Detente un instante y obsérvate. ¿Cómo te sientes, tanto física como mentalmente? El mindfulness te ayudará a evitar que actúes por impulso.

También te ayudará muchísimo dormir lo suficiente. Si estás cansado tendrás más antojos y menos fuerza de voluntad para evitar las tentaciones que saldrán a tu paso. 

Esperamos que estos consejos te sirvan para llevar una dieta más sana. Las personas que siguen la dieta de alimentación de ALVUM Intolerancias nos dicen que las encuentran útiles. ¡Mucha suerte!