Blog ALVUM

Fortalecer tu sistema inmunitario te ayudará a ganar salud y bienestar.

El sistema inmunitario es la defensa natural de nuestro cuerpo. Está constituido por distintos elementos y procesos que mantienen el equilibrio en nuestro organismo ante agresiones externas, como infecciones. El sistema inmunitario reconoce el daño, combate contra él y lo destruye.

Gracias al buen funcionamiento del sistema inmunitario nuestro cuerpo está protegido de enfermedades. Por eso es tan importante fortalecerlo.

La importancia del intestino en el sistema inmunitario

El sistema inmunitario intestinal es la parte más extensa y compleja del sistema inmunitario. Todos los días, cuando comemos, nuestro intestino recibe bacterias y antígenos procedentes de los alimentos. Al hacerlo, el intestino tiene que determinar si son dañinos o no y actuar en consecuencia. 

El intestino tiene varios mecanismos de defensa que evitan que entren sustancias nocivas para el organismo cuando comemos. Sin embargo, uno de los pasos más positivos que podemos hacer para facilitarle el trabajo es optar por una alimentación sana. 

Los alimentos que ayudan a fortalecer nuestro sistema inmunitario

Una alimentación variada y equilibrada es abundante en alimentos ricos en nutrientes esenciales, como la vitamina C, zinc, hierro o selenio. Las buenas noticias son que  no tienes que recurrir a supuestos superfoods, porque estos nutrientes abundan en alimentos a nuestro alcance. 

Así, la vitamina C se encuentra en frutas como la naranja, el limón, la mandarina o la piña, además del brócoli, la coliflor y las verduras de hoja verde. El zinc está presente en el chocolate negro, las pipas, las semillas de sésamo, los frutos secos, las ostras, la carne de vaca, el pollo y el pescado.

Por su parte, las carnes, los huevos y las legumbres son buenas fuentes de hierro y el arroz integral y la avena son ricos en selenio. Para los ácidos grasos esenciales (Omega 3) consume nueces, algas, semillas, salmón y sardinas.

Encontrarás recetas de batidos y smoothies inmunológicos en nuestro blog. Si tienes intolerancias alimentarias te damos opciones para que tu también te beneficies de sus propiedades.

La hidratación, esencial

El agua es esencial para el funcionamiento de nuestro cuerpo. Hidratarnos de forma adecuada nos ayuda a eliminar toxinas del cuerpo y evitar la retención de líquidos. Por ello, ten siempre a mano una botella o vaso de agua para ir bebiendo durante el día.

Seguro que ya sabes que los expertos recomiendan beber entre 2 y 3 litros de agua al día. Sin embargo, ten en cuenta que esta cantidad incluye no solamente el agua embotellada si no también el agua que contienen los alimentos. Según tu tipo de dieta, necesitarás beber más o menos.

Hábitos saludables para estar mejor

Finalmente, seguir unos hábitos saludables ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunitario. En lo posible, evita situaciones de estrés, por su impacto negativo sobre nuestro bienestar. Intenta preservar unos minutos cada día para relajarte o meditar. Evita el sedentarismo, encuentra tiempo para hacer ejercicio y no fumes. 

También es esencial dormir bien. Descansar bien es un proceso clave para nuestro bienestar. Esto se debe a que, durante las horas de sueño y descanso, nuestro organismo realiza algunos procesos para mantenerse en correcto funcionamiento y equilibrio. Te dejamos unas recetas de batidos y smoothies relajantes para ayudarte a desconectar.

Como ves, fortalecer el sistema inmunitario está al alcance de todos. Con unos pequeños cambios seguro que tu también puedes ayudar a tu cuerpo a defenderte mejor.

Si crees que tienes una intolerancia alimentaria, ALVUM Intolerancias puede ayudarte. Te contamos cómo. 

 

Imagen de Arisa Chattasa en Unsplash.