Blog ALVUM

¿Cuáles son las causas de las intolerancias alimentarias?

Las intolerancias alimentarias cada vez son más comunes, pero quizá te sorprenda saber que sabemos muy poco de sus causas. 

Las intolerancias alimentarias son una respuesta negativa del cuerpo humano que no tiene nada que ver con el sistema inmunológico. Se presentan cuando ingerimos un alimento o un componente de un alimento que nuestro organismo no digiere correctamente. También las padecemos de manera crónica.  

Los distintos tipos de intolerancias alimentarias

En primer lugar existe la intolerancia alimentaria de tipo farmacológico. Se da cuando nuestro cuerpo absorbe una gran cantidad de una sustancia  que está en algunos alimentos. Estas sustancias no se absorben del todo bien y producen los síntomas que luego tienen las personas con intolerancias.

Un ejemplo de este tipo de intolerancias es la intolerancia a la soja. La soja ha entrado con fuerza en nuestra dieta, pero es un alimento muy nuevo para nuestra cultura. De ahí que, para muchos de nosotros, nuestros cuerpos no puedan procesarla del todo bien.

Por otra parte, las intolerancias alimentarias metabólicas suceden porque en nuestro cuerpo faltan algunas sustancias que actúan en el proceso de la digestión de un alimento en especial. De ahí que el alimento no se digiera correctamente. Así, las personas con intolerancias a la lactosa presentan una escasez de una enzima o proteína llamada lactasa, que se produce en el intestino delgado.

Finalmente, existen las intolerancias alimentarias de origen indeterminado. Es decir, no se sabe exactamente su tipología, o quizás aparezca por combinación de las dos anteriores. En cualquier caso, estos res tipos de intolerancia según su origen causan los mismos síntomas: diarrea, estreñimiento, hinchazón, dolor o molestias abdominales, náuseas, fatiga, migrañas… 

Las causas de las intolerancias alimentarias

Actualmente se desconocen con certeza las causas de las intolerancias alimentarias. Lo que sí podemos afirmar es que se producen por alimentos que el organismo no puede asimilar. A raíz de esto, se produce una inflamación del sistema digestivo que provoca diversos síntomas en la persona y que puede llegar a ser muy perjudicial. 

Existen distintas teorías acerca de las causas de las intolerancias alimentarias. Una de ellas tiene que ver con los pesticidas, los aditivos y los conservantes alimentarios que se utilizan actualmente en el cultivo y procesamiento de los alimentos. Según esta teoría, estos productos químicos afectan el equilibrio de nuestra microbiota intestinal y resulta en intolerancias alimentarias.

Otros apuntan al consumo excesivo de antibióticos, que se ha demostrado que dañan la microbiota intestinal. Esto a la larga lleva a que nuestro sistema digestivo no realice sus funciones correctamente. Finalmente, parece que los factores genéticos también pueden tener un papel importante en las intolerancias. 

En cualquier caso, como siempre, acude a tu médico si sospechas que tienes una intolerancia. Y si quieres probar tu propia dieta de exclusión para descubrir qué te sienta bien y qué no, recuerda que ALVUM Intolerancias puede ayudarte.

Imagen de Thought Catalog en Unsplash.