Blog ALVUM

La alimentación es especialmente importante cuando se sufren problemas intestinales.

Si tienes problemas intestinales tienes que cuidar tu alimentación. En los momentos en los que tenemos un brote inflamatorio de nuestro intestino con todos los síntomas que lo acompañan, debemos prestar muchísima atención a la salud de éste, ya que deberá recibir un cuidado óptimo y una alimentación adecuada.

Alimentos para combatir la inflamación

Para estos momentos lo que necesitamos son alimentos que mejoren, disminuyan y no promuevan la inflamación del intestino. Es por eso que debemos  suprimir o moderar los lácteos, los alimentos precocinados y las fibras. 

Los mejores alimentos para tal de disminuir la inflamación de nuestro intestino y no empeorarlo son, entre otros:  verduras y tubérculos como la zanahoria, la patata y el boniato cocidos, caldo vegetal, frutas como la manzana o pera al horno o cocidas, plátanos maduros y carnes blancas, conejo, las partes más tiernas de la ternera, pescado blanco e infusiones como la manzanilla o el poleo menta. 

Otros alimentos que podemos incluir cuando la inflamación haya disminuido son los purés de verduras como las calabazas o los espárragos, las acelgas, las gambas cocidas, el lomo…

Debemos destacar que la mayoría de los alimentos tienen que ser preparados cocidos y siempre evitando los fritos y los rebozados. También podemos añadir preparaciones al horno, a la plancha o al vapor e incluso cuando se encuentre mejor, estofados suaves.

Una alimentación para ayudar con los problemas intestinales

A continuación te damos algunos ejemplos de comidas que pueden tolerarse bien cuando se sufren problemas intestinales como el síndrome del intestino irritable o colon irritable.

Si tienes intolerancias alimentarias tienes que comprobar primero que toleras bien los ingredientes.

Desayuno:

  • Pieza de fruta
  • Bebida de soja

A media mañana:

  • Pieza de fruta (diferente a la de la mañana)
  • Frutos secos 
  • Agua o alguna infusión

Comida:

  • Puré de verduras (calabaza)
  • Pescado blanco al horno
  • Pan
  • Fruta o yogur (según cómo nos encontremos)

Merienda:

Cena:

  • Pollo a la plancha
  • Verduras cocidas (brócoli y zanahoria)
  • Manzana

Consejos de alimentación cuando se sufren problemas intestinales

Si tienes problemas intestinales, es especialmente importante que te asegures que tu dieta es completa y equilibrada, es decir, que cubre tus necesidades metabólicas y nutricionales. 

A continuación te dejamos unos consejos para ayudarte a sobrellevar tus problemas intestinales:

  • Prueba alimentos nuevos y preparaciones diferentes de la comida. Así descubrirás qué platos te sientan mejor y te gustan más, lo que te hará la comida más amena.
  • Añade a tu vida una buena infusión, ya que además muchas son antiinflamatorias (manzanilla, malva…)
  • Para que tus platos tengan más sabor, prueba a añadirles especias como la cúrcuma, el romero, el comino…
  • Intenta evitar los alimentos muy calientes o muy fríos, ya que éstos pueden irritar el intestino. 
  • Recuerda beber líquidos entre las comidas mejor que durante ellas (puede dificultar la digestión).
  • Por último, recuerda hacer mejor cinco comidas al día y, en la medida que puedas, intenta mantener horarios regulares para cada una. 

 

 

Imagen de Frank Flores en Unsplash.